Skip to content

¿Es el matrimonio un simple contrato?

Desde un punto de vista bíblico, ¿Es el matrimonio un simple contrato?

Mateo 19:6Lo que Dios ha unido… no lo separe ningún hombre“.

mateo 19:6

Todos sabemos que para Dios, el matrimonio va mucho más allá de ser un contrato, ya que el matrimonio es la unión sagrada entre la mujer y el hombre. Por eso, en la Biblia nos dicen (En Genesis 2:24 y Marcos 10:6-9) “que Dios en un principio, los hizo hembra y macho, y que por eso mismo, el hombre dejará a su padre y a su madre, los dos serán una sola carne, por lo tanto, lo que Dios ha unido… que no lo separe ningún hombre“.

Todos entendemos, que la expresión “Lo que Dios ha unido” su significado literal no es que Dios decide con quién se casa y con quien no se casa nadie, si no más bien significa, que Dios es el que fundó el matrimonio. Por eso mismo la seriedad que la Biblia da a esta unión llamada matrimonio es mucha.

Una pareja que ven la unión del matrimonio como algo permanente y sagrado, siempre tendrán las ganas de luchar y esforzarse por sacar adelante la relación de ambos cónyuges. Y si queremos el verdadero éxito rotundo, tendremos que acudir a los consejos que nos da la Biblia, veamos unos cuantos:

El papel del esposo

Según Efesios 5:23 “El esposo es cabeza de su esposa”

La sagrada Biblia, nos dice siempre que para que un matrimonio funcione a la perfección, siempre tiene que haber alguien quien tome las decisiones, y por eso según la Biblia le ha dado esta gran responsabilidad al esposo.

Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Efesios 5:24

Hay que tener en consideración, que aunque las decisiones las tenga que tomar el esposo, esto no le da derecho que las decisiones sean completas, abusivas y tiranas. Tampoco debe bajo ningún concepto perder el respeto de su esposa por no cumplir con sus obligaciones, por que como Efesios 5:28 dice “Los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos“.

Además, la Biblia dice que para amar a su esposa, debe siempre escucharla con atención, tomar en cuenta su opinión sobre todo en asuntos familiares, valorar sus talentos, sin imponer su punto de vista por que únicamente sea el esposo quien tome las decisiones en la familia.

Abrahán (El siervo de Dios), una vez se negó a escuchar a su esposa sobre unos problemas familiares que existían, por eso, Jehová le dio el mejor de los consejos, que fué “Escucha su voz (Genesis 21:9-12)”. Al escuchar eso, Abrahán asintió con humildad, y a raíz de ahí su familia tuvo la bendición divina y la paz.

El papel de la esposa

Según 1 Pedro 3:1 “Esposas, estén en sujeción a sus propios esposos”

Antes de la creación de la primera esposa para el hombre, Dios todo poderoso dijo: “No es bueno que el hombre esté solo. Le haré una ayudante, será el complemento de él (Génesis 2:18). Por lo tanto, la esposa es quien complementa y completa al esposo, lo mejorará. Por eso mismo, la creación de la mujer, es para completar al hombre, y no para competir con el hombre. El mandato divino de poblar la Tierra y tener hijos.

Por eso mismo, la mujer posee los atributos perfectos, tanto a nivel emocional e intelectual, como físicamente, para cumplir con su verdadero papel. Por eso, cuando una esposa es bien utilizada y querida con amor, el éxito en el matrimonio, junto a la estabilidad y felicidad de los esposos, se merecerá las alabanzas de Dios.